PHILIP SEYMOUR HOFFMAN

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×

Philip Seymour Hoffman te echo de menos. Ya han pasado unos días desde la noticia de tu muerte y yo sigo en shock. Me alucina un poco que tu muerte me haya afectado tanto si ni siquiera te conocía.

La primera peli que vi tuya fue Happiness… La película en sí me impactó, pero tu trabajo… no era normal. Tu personaje, Allen, me daba grima y me provocaba cierto rechazo e interés al mismo tiempo. Pasados los años y habiendo visto más películas tuyas comprendí el excepcional trabajo que hacías. Construiste un personaje que sabías que el espectador rechazaría, y lo hiciste desde la más absoluta humildad como actor. No era en plan: “Este es el personaje, pero que sepáis que yo actor soy más guay y más sano”. No. Buscaste dentro de ti lo que había de él para enseñarnos con honestidad lo que le pasaba a Allen.

PSH Happiness

Repasando tu filmografía sin duda lo que más destaca es la variedad de caracteres que has interpretado y lo creíbles que son todos. Pero no era un trabajo de personajes estereotipados en el que cogías un peluca de caramelos Paco y decías: “Hola, soy un crítico rockero cool”. No. Ni te dejabas barba a lo “¡Eh, que soy un actor que cambia de look según el personaje!”. Tampoco. Tu trabajo venía de dentro y de tu total dominio de la técnica.

Cada personaje tenía una vida interior propia. Todas venían de ti, pero tú sabías explorarlas y sacarlas a la luz. Tenías un gran talento para descubrir la esencia de cada personaje y seguro que trabajabas mucho para darles vida. Cada personaje que hacías tenía un mundo interior especial, un pensamiento propio, una mirada diferente, un ritmo y tono al hablar y al reaccionar, cambiaba la forma de escuchar, la gestualidad… A través de todos tus personajes has querido contar algo y eso ha hecho grandioso tu trabajo.

Recuerdo alguna escena de La duda. Meryl Streep y tu. Un placer para los sentidos. Los dos trabajando desde un personaje perfectamente construido con un objetivo muy claro en la escena. Cada palabra cargada de acción, cada pausa tensa, cada subida del volumen de la voz maravillosamente orquestado.

Y otro de tus trabajos que me dejó enganchada algún día fue el de The Master. Recuerdo ver una escena como unas diez veces para analizar tu mirada, para leer tu pensamiento y cómo querías convencer a  Joaquin Phoenix.

Hay tantos personajes tuyos que destacan que al final el que destacas eres tú, ACTOR.

Tú sí que has vivido más vidas que un gato. Gracias por habernos regalado con tanta honestidad todos esos personajes. No te conocí en persona, pero te diste a conocer a través de tu trabajo. Y ha sido un placer haber compartido esos momentos contigo. Gracias.

PSH Oscar

 

Ver otras entradas del blog MÁS VIDAS QUE UN GATO:
7. Maryluz Arcas o cómo crear límites infinitos.
6. Escuela de esgrima, un sueño hecho realidad.
5. Shopping & fucking & Django.
4. El casting-o.
3. La espera activa.
2. Rodéate de l@s mejores.
1. La actualidad supera la ficción.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×

Deja un comentario